Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Renacimiento’

2016_tech-100635611-primary.idge_.jpg
Si tuviera que definir en una sola frase lo que fue para mi el 2016, diría que fue un año de muchísimo “movimiento y control”.
Tuvimos un inicio con fuerza y determinación pudiendo ver materializada una de nuestras metas. Fácil, la razón que había detrás de ese logro llevaba un nombre claro: Sebastián David.
Se movió tanto hacia afuera, tanto accionar, organizar, hacer, dar. Viajes, encuentros, equipo, paseos, trabajo. Mucha preparación, reconocimientos, charlas, planes. La firme decisión de empezar a subir el puente mas importante de mi existencia y de pronto cuando tenía todo previsto y calculado, la vida viene y me lo arrebata todo. Me quedé parada en la punta viendo como se iba desmoronando y cayendo el paso claro por el que tenia pensado transitar.
Así que el movimiento dejó de ser externo para obligatoriamente tener que ser interno. No recuerdo jamás haber tenido una sensación tan clara de lo que es tenerlo todo y luego perderlo. Es algo difícil de explicar con palabras pero es profundo e inmanejable.
 
Admiro la paciencia de mi compañero de vida, su creatividad y perseverancia para encontrar maneras, y su infinito anhelo de hacerme feliz.
 
Tengo que confesar que por momentos creía que no encontraría salida. Es como si la pasión y el fuego de mi vida se hubiese extinguido, y aun con toda la inspiración y la grandeza que me rodea, no hallaba la forma de re-construir. 
 
Fue entonces cuando empezaron a venir las posibilidades y comenzaron a soplar vientos de libertad. Una nueva oportunidad para amar mas de cerca a mis padres, un nuevo sobrino, conocimiento estelar,  momentos de disfrute con mi ahijadita, un nuevo formato de eventos, invitación a un proyecto distinto, una voz que me invitaba a encontrar mi propia forma y manera de hacer las cosas, y el despegue de un viaje completamente inesperado hacia mi misma.
 
Pero aun con “el hacer” en stop, el movimiento interno era tan intenso que a veces no me alcanzaba el tiempo para llegar a comprender, hasta que un día una sabia mujer china me dijo unas palabras muy conocidas por mi, pero que en ese momento fueron como un inmenso re-descubrimiento, ella me dijo: Suelta el Control.
 
Aquello fue como si hubiesen detonado el gatillo de una bomba nuclear en serie, de ahí en adelante he visto irse derrumbando como naipes, una a una, estructuras internas que parecían ya no estar allí pero que por alguna extraña razón yo misma las había levantado nuevamente. Fue inevitable que esa marea arropara con olas algunas costas vecinas, que aunque parezcan haberse perdido cosas realmente importantes, me re-afirmaron, una vez mas, que el miedo a perder solo nos indica que es menos pesado, dejar ir…
 
Control. Algunos tienen tanto miedo a perderlo que parecen robots, y en tanta “perfección”, no llegan a darse cuenta los infinitos y deslumbrantes regalos que están dejando de darse y de dar a otros. Por lo general, esos instantes donde ya no podemos sostenerlo dejan un profundo silencio,  certeza y paz interior. 
 
Yo he aprendido en este año 2016 que no puedo controlarlo todo y que en realidad no me hace bien creer que puedo o debo hacerlo. Me he percatado que a veces entre tanta inspiración externa dejamos de mirar hacia adentro y admirar la fuente mas poderosa de grandeza  que hay en nuestras vidas, esa que se encuentra ahí mismo en nosotros y que es la única llama que puede encender la pasión para alcanzar los mas gigantes y hermosos sueños que hemos guardado allí por tanto tiempo. Esos sueños únicos que no se parecen a los de nadie mas, no son como otros dicen ni como algunos quisieran, pero son los que van a llevarnos a nuestra “imperfecta y descontrolada” realización personal.
 
¡Gracias 2016 por tanto Movimiento y Control! Ha sido un año maravilloso, me siento bendecida por seguir creciendo y evolucionando, porque definitivamente, a veces es necesario perderse para volverse a encontrar…

Read Full Post »

IMG-20140305-00504

Acabo de perder a mi bebé. El médico me vio en su semana 8 (2 mesecitos), y aunque venía creciendo muy bien, su corazoncito no tenía actividad.

 

No es mi primera vez, hace ya 13 años pasé por una experiencia igual. Debo decir que en aquel entonces ese evento marcó el inicio de mi despertar espiritual.

 

Una pérdida de un ser querido siempre es dolorosa, no importan las condiciones en que se den. A veces le damos un poco más de dramatismo o algunas parecen ser mas traumáticas, sin embargo,  las emociones que se sienten son las mismas.

 

Pero las pérdidas pueden ser también el renacer de algo nuevo, como lo fue para mi el caso de mi aborto espontáneo en el año 2001. Dentro de mi nació naturalmente el sentimiento del perdón, la certeza de que cada cosa sucedía por una razón mas trascendental que la que mi lógica pudiese entender, y el anhelo de experimentar un amor verdadero que anulara absolutamente de mi cualquier tipo de resentimiento. Un nacimiento que con el tiempo me llevó por una travesía hasta Costa Rica, luego Colombia y me paseó por Argentina, Chile y Uruguay.

 

Hoy, he pasado aparte de la tristeza y las lágrimas, por un proceso que físicamente fue lo mas doloroso e intenso que he sentido en toda mi vida, hasta el punto de querer “literalmente” dejar de sentir. Ha sido además una ventana para poder deleitarme observando mi tierna capacidad de estar abierta a todo, extasiarme ante el amor que estoy dispuesta a recibir, y que mi creencia de merecerlo, es absoluta.

 

Papá me dijo que no contara de mi embarazo hasta no estar seguros que todo estaba bien. Recuerdo que yo le respondí: ¿por qué no decir la verdad?, ¿por qué no compartir una alegría y recibir el amor de todo y de todos para que lo que tenga que ser sea? Callarlo no iba a llevar a un resultado diferente. Decirlo si podía cambiar las recompensas obtenidas, si en fin todos estamos completamente unidos, sin separación alguna; entonces lo distinto definitivamente es la manera de experimentar cada cosa que sucede.

 

Doy gracias porque  hoy he visto en mi la pérdida de control y la entrega a lo desconocido, más allá de cualquier falso miedo. He recibido mas de lo que podía imaginar y ha sido una de las participaciones mas hermosas en uno de los tantos capítulos de mi vida.

 

Gracias a todos por acompañarme en este nuevo renacer…tras esta pérdida.

Los amo

Read Full Post »

metamorfosis

Diciembre fue un mes de mucho. Fue tanto que me quedé sin palabras…

Hay momentos en nuestra vida que la mejor decisión es hacer silencio, quedarnos inactivos en pensamientos y elecciones dejando que las cosas pasen y que el propio universo nos vaya presentando el segundo a segundo de cada oportunidad, fluyendo y dejándonos guiar por esa fuerza que lo dirige todo y que, aunque no podamos verla, esta allí adentro de nosotros dirigiendo y creando lo mejor para cada uno a cada instante.

Muchos estaban esperando que se acabara el mundo, y efectivamente en mis adentros es como si un mundo hubiese terminado y otro nuevo hubiese nacido. Creo que esto es lo que sucede cuando nos rendimos y nos estamos allí, en pausa, mas observadores que actores aun cuando accionamos, sintiendo todo sin querer cambiar nada, solo ahí, presentes en la supuesta realidad que no es mas que una proyección exacta de nuestro interior aunque no entendamos nada. Suspendidos en un espacio de ¨no-mente¨ y elevados por encima de cualquier participación de nuestro intelecto. El resultado de entregarse de esta manera es una profunda y densa paz…

Así terminó mi 2012, en mucha paz, y progresivamente vinieron llegando a mi tantos regalos, tantas manifestaciones de afecto de tantos lugares distintos, de tantas maneras diversas, de tantos seres desde rincones conocidos y desconocidos. Y la abundancia se hizo presente en mi vida como nunca antes, la satisfacción de dar y el regocijo de recibir inundaron mi corazón con un latir cálido y rítmico llenando mis ojos de lágrimas y un agradecimiento absoluto hacia el todo.

No tengo palabras, he renacido, y en ese renacer el amor es tan gigante que me cuesta hablar, solo puedo dar gracias, unas gracias infinitas, ilimitadas. De cada detalle, de cada manifestación, de cada anécdota, de cada obsequio, de cada mirada, abrazo, de cada reunión, de cada encuentro, de cada viaje, de cada brindis, de cada conversación, de cada lectura y de cada presencia; ¡lo he recibido todo!

Abierta como una mariposa recién transformada estrenando sus alas, dispuesta a conocer los aires nuevos que podré recorrer con esta nueva piel, recibiendo el viento, con ganas de descubrirlo todo y detenerme a saborear tantas maravillas…

Gracias, gracias, tu también eres parte de mi agradecimiento, tu que estas leyéndome en este momento, a ti también te doy las gracias.

¡Feliz inicio de una nueva etapa para todos!

Los amo

Read Full Post »