Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Venezuela’

image

Venezuela es como un gran amor, es como un tatuaje que queda grabado en la piel. Algunos vinieron a este país y jamás pudieron dejarlo. Sus bellezas te dejan sin aliento, su clima, su diversidad. Entre montañas, paradisíacas playas, medanos, el salto más alto de mundo, los nevados, las islas. En Venezuela he andado en mula, he hecho rafting, he escalado, volado en parapente, acampado en el llano con las estrellas de testigo, y me ha congelado el frío en la Laguna de Mucubaji. Aquí viví mi inocencia, me hice mujer, encontré mis pasiones. Tuve espléndidas aventuras, disfrute mis años universitarios rumbeando en Chacaito o escuchando a Los Amigos Invisibles en La Bodeguita de Medio en Bello Monte. Conocí lo bueno y lo malo. Anduve por todas sus carreteras. Hice panas (amigos) en todas partes, hasta los buhoneros de Choroni o el centro de Barquisimeto.

 

Es un amor muy intenso, otros hermanos no lo entienden, se te mete en las entrañas. Así que dejarla no es nada fácil porque es que aunque uno se va nunca la deja. La Tierra de Gracia, el país con nombre de mujer, con su gente cálida y bochinchera ¡Mi Venezuela! Van ya tres las veces que me ha tocado alejarme de tus costas, pensé que ya eso no sucedería mi linda porque en verdad nunca he querido dejarte, pero ya sabes que soy una aventurera, una ciudadana del mundo. Siempre he creído en ti, hoy me duele más porque te dejo golpeada, herida pero te veré iluminada, resurgida como el ave fénix. Eres una guerrera, te llevo conmigo donde sea que voy. Te dejo a mis otros amores, mis viejos, a mis grandes amigos, mis proyectos, te dejo una siembra de trabajo y entrega. Me voy contenta porque te lo he dado todo, mis segundos, mis alientos, mis andares, mis sueños.

 

La cuestión nunca es si irse o quedarse, no importa cuán duro sea quedarse en la incertidumbre y zozobra, en la desidia y la supresión. En los días sin certeza de qué habrá para comer. En la no libertad de ejercicio de mis colegas periodistas, o de los abogados. En la terrible cultura de “cuánto hay pa eso”. En tus calles olvidadas llenas de orificios. En la cruzada para encontrar medicinas o en el susurro inesperado de la muerte en los abandonados hospitales. En el grito del crimen. En la galopante inflación. En eso que algunos te han convertido mi bella y amada Venezuela. La cuestión no es realmente si dejarte o acompañarte porque la vida es infinita y el mundo ilimitado, el punto es cómo nos quedamos o cómo nos vamos.

 

La pregunta sería entonces ¿desde qué lugar estas tomando la decisión de irte o de quedarte? ¿Es desde el miedo y el cansancio? ¿O es desde el entusiasmo y la apertura? ¿Es desde la queja y la desesperanza? ¿O desde la certeza y alegría?

 

Yo te dejo para hacerme más fuerte, para aprender, crecer y amarte más admirando y valorando tus diferencias y similitudes con otros territorios. Me voy para ponerte en alto, para que otros te conozcan desde mis recuerdos, para hablar de ti bonito y con orgullo, para que el mundo sepa de qué estamos hechos los venezolanos, como hemos podido reinventarnos. Para esparcir tus historias de luchas y echar los cuentos sobre tu inmensa capacidad de resolver y soprepasar cualquier obstáculo.

 

Hoy me voy pero siempre, siempre volveré a ti…

Anuncios

Read Full Post »